Globered
Consigue tu propia página web

                             Cristo el Camino

 Correr la carrera y no nos apartemos
                       de la "Gloria". 
               
 
0 0 0

LOS JUDÍOS Y LOS GENTILES

¡QUE MISERICORDIA, QUE COMPASIÓN! "TAN MARAVILLOSA"

Por: Pat021 | Publicado: 05/07/2012 02:06 |
 
 
 

LA CONTINUACIÓN DEL MINISTERIO

Mt. 8:1-17

1-Después de promulgar la nueva ley del reino, el nuevo Rey decendió del monte para llevar a cabo Su ministerio real. Lo primero que hizo fue limpiar a los inmundos, sanar a los enfermos y echar fuera los demonios de los endemoniados, a fin de que todas estas personas pertenecieran al reino de los cielos.

2-La primera clase de personas que fue salva por el Salvador real para ser el pueblo del reino, está representada por un leproso. Según los ejemplos que se ven en la Escritura, la lepra es el resultado de la rebelión y la desobediencia. Miriam quedó leprosa debido a su rebelión contra la autoridad delegada de Dios (Nm. 12:1-10). La lepra de Naamán fue limpiada debido a su obediencia (2R. 5:1, 9-14).
A los ojos de Dios todos los seres humanos caídos han quedado leprosos a causa de su rebelión y al limpiarlos de su lepra a fin de que pudieran ser el pueblo de Su reino
El leproso adoró al nuevo Rey y le llamó "Señor", reconociendo que El es el Señor Dios. En realidad el nuevo Rey es Jehová el Salvador, Jesús (Mt. 1:21).-Jesús es el equivalente en el griego del nombre hebreo Josué (Nm. 13:16), el cual significa Jehová el Salvador o la salvación de Jehová. Por lo tanto, Jesús no sólo es un hombre, sino Jehová, y no sólo Jehová, sino Jehova como nuestra salvación. Así que, El es nuestro Salvador. El también es nuestro Josué, Aquel que nos introduce en el reposo (He. 4:8).-Josué, que significa Jehová el Salvador o la salvación de Jehová (Nm. 13:16), es un nombre hebreo, cuyo equivalente en griego es Jesús, Por lo tanto, Josué tipifica al Señor Jesús, quien introdujo al pueblo de Dios en el reposo.
Este "otro día", es hoy, (Mt. 3:7,13,15; 4:7). Este es el reposo sabático prometido que queda para nosotros (Mt. 8:9).-Este reposo sabático es Cristo como nuestro reposo, tipificado por la buena tierra de Canaán (Dt. 12:9, He. 4:8).

3-Según la ley, un leproso debía ser aislado del pueblo a causa de su inmundicia, y nadie lo podía tocar (Lv. 13:45-46). Pero el nuevo Rey, como hombre y como Salvador real, tocó a este leproso. ¡QUE MISERICORDIA y que COMPASIÓN! Al instante quedó limpio de su lepra simplemente porque el Salvador lo tocó. ¡QUÉ PURIFICACIÓN TAN MARAVILLOSA!

4-El nuevo Rey le dijo al leproso sanado que para su purificación debía proceder según los preseptos de la ley antigua, porque todavía estaban en el periodo de transición, pues la ley antigua todavía no había sido cumplida por la muerte redentora de Cristo.

5-Un oficial del ejército romano que tenía a su cargo cien soldados. El leproso de los vs. 2-4 representa a los judíos, mientras que el centurión de los vs. 5-13 representa a los gentiles. Ante Dios, los judíos habían quedado leprosos, inmundos, a causa de su rebelión y desobediencia, mientras que los gentiles habían quedado paralizados, o sea, muertos en función debido a su pecaminosidad. El Salvador real vino primeramente a los judíos y luego a los gentiles (Hch. 3:25-26; 13:46; Ro. 1:16; 11:11). Los creyentes judíos fueron salvos por su toque directo (v. 3) mientras que los creyentes gentiles son salvos por la fe en Su palabra (vs. 8,10,13).

9-el centurión, un gentil, reconoció la autoridad del Salvador real y se dio cuenta de que Su palabra tenía potestad para sanar. Por lo tanto creyó, no sólo en el Salvador real, sino también en Su palabra, y le pidió que no fuera personalmente, sino que sólo diera la palabra. Esta era una frace más fuerte, y el Señor se maravillo de ella (v.10).

11-Esto indica que los gentiles participarán del evangelio del reino (Ef. 3:6,8; Gá. 2:8-9; Ro. 1:13-16).
Esto se refiere a la manifestación del reino de los cielos. En la manifestación del reino, los creyentes gentiles vencedores cenarán con Abraham, Isaac y Jacob.

12-Los hijos del reino son los judíos salvos, quienes son la buena semilla (Mt. 13:38), pero cuya fe no es suficiente fuerte para capacitarlos a entrar por la puerta estrecha y andar por el camino angosto (Mt. 7:13-14). Ellos no tendrán parte en las fiestas de bodas en la manifestación del reino (Lc. 13:24-30).
Se refire a las tinieblas que habrá fuera de la gloria resplandeciente de la manifestación del reino de los cielos (Mt. 16:28; 25:30). Ser echado a las tinieblas de afuera en la edad del reino venidero es diferente de ser echado en el lago de fuego después del milenio y por la eternidad (Ap. 20:15).
El llanto indica remordimiento, y el crujir de dientes indica culparse a sí mismo.

14-En los vs. 14 y 15, la suegra de Pedro representa a los judíos que vivirán al final de esta era, los cuales serán salvos al recibir al Salvador real (Ro. 11:25-26). En aquel entonces, durante la gran tribulación, a los ojos de Dios los judíos tendrán "fiebre" (v.14), es decir, tendrán fervor por cosas ajenas a Dios. Después de la plenitud de la salvación de los gentiles, el Salvador real regresará a este remanentede judíos a fin de que ellos sean salvos (Ro. 11:25-26; Zc. 12:10). La suegra de Pedro fue sanada en la casa de Pedro. Al final de esta era todo el remanente de los judíos será salvos por el toque directo del Salvador real (vs. 15), como fue salvo el leproso judio (vs.3).

16-Los muchos endemoniados y todos los enfermos representan a todos los que estarán en la tierra durante el milenio. El milenio será la última dispensación del primer cielo y de la primera tierra, por tanto se le considera "el acoso" del primer cielo y la primera tierra. En el milenio, el poder de echar fuera demonios y sanar enfermedades se manifestará a lo sumo. Por consiguiente, todos los endemoniados y todos los enfermos  serán sanados. Este poder tan grande es el poder de la edad venidera (He. 6:5).-Aquí la buena palabra de Dios se refiere a la palabra de los comienzos de Cristo, la cual se menciona en el (He.6:1) y hera la leche que los creyeron en el Señor. ahora ellos tenían que avanzar a la palabra más profunda , la palabra de justicia (He. 5:13), la cual no esta relacionada principalmente con la obra redentora de Dios, sino con el camino de su economía, y que era el alimento sólido por medio del cual ellos podían alcanzar la perfección, la madurez. (He. 6:1)
 
17-Todas las sanidades realizadas en la gente caída son resultado de la redención del señor. En la cruz El quito nuestras dolencias, cargo sobre Sí nuestras enfermedades, y realzó una sanidad completa para nosotros . Sin embargo, en esta era la aplicación de este divino poder sanador sólo es un anticipo para nosotros; en la era venidera lo experimentaremos en plenitud.
 
Según se describe en los cuatro evangelios, en el misterio del Señor. El siempre se retiraba de las multitudes; no quería que los curiosos estuvieran con el. No le interesaban las grandes multitudes, sino sólo las personas que lo buscaban con sinceridad.
Comenta